22 de diciembre de 2009

Carta al exilio

Querido Exilio,


Me despido. En unas horas marcho al exilio, a Córdoba. Es época de ver a la abuela, tíos, primos, sobrinos...


¡Y cómo no de estudiar! Que mis libros/apuntes ocupan casi más que mi ropa...


Estaré ausente bastantes días, no sé si el generoso vecino de mi abuela seguirá proporcionando wifi gratis a todo el barrio.


La verdad despido el año con buen sabor de boca. He sido feliz, he conocido a gente estupenda, he conocido más a quienes ya conocía. Me he conocido más a mí misma aunque no del todo, ni tampoco lo haré nunca. He conocido lugares geniales, como algunos blogs, Deusto, Bilbao... en los que estoy muy a gusto y estoy decidida a quedarme en ellos.


Os deseo lo mejor para estas fechas, y os deseo que este año nuevo esté lleno de felicidad y salud para todos; y amor, dinero y trabajo tambien para quien lo necesite. Espero que Cartas a los Míos siga funcionando tan bien como hasta ahora, que mis cartas sigan llegando tras una Brisa de Susurros inactualizable, que me siga llegando apoyo y ánimo Desde el 5ºB y que mis cartas también lleguen hasta allí, que mi Barbie Desertora nunca desierte, que Ceci siga Sin pausa..., que Elenilla, Inés, Juancar, Celes, Andrea, Jaime y demás blogueros, y sobre todo los que me leéis cada día y aguantáis mis sermones e intentáis conocerme, sigáis como hasta ahora y sigáis siendo parte de mis Cartas.


Os echaré de menos, al igual que quienes se quedan en estas tierras vascas. Hoy ha sido el fin del semestre, y la verdad es que me da pena. Terminamos con EECC y vamos a empezar con Historia de las Civilizaciones... Mi asignatura favorita va a ser cambiada por la asignatura que peor se me ha dado desde que tengo memoria... Un mal trueque, ¿no?


Nada más, sed felices, disfrutad, descansad, estudiad y no comáis mucho. Yo me propuse no comer ningún polvorón, mazapan, turrón, etc. hasta el día 24. Mi madre me engañó con un trocito de turrón diciéndome que era un trocito de chocolate... No he cumplido mi propósito...


Cuidado a los que viajais, que lo importante es llegar. Aunque suene tópico es cierto, os quiero a todos conmigo. Este año han salido personas importantes de mi vida, bien por problemas de relación, o bien porque hemos cogido caminos distintos. No quiero que este año NADIE de mi vida se vaya.



Hasta pronto compañeros.


Edurne (Edi)



[PHOTO]: El sábado con los ya tradicionales gorritos de cumpleaños. Para ver el video haciendo el 'monguis', visitad el blog de Susana.


20 de diciembre de 2009

Carta a un comentario

Querido Comentario,


"Cuando lo diferente y lo diverso se convierte en algo 'propio' uno mismo se enriquece, de modo que puedes sentirte feliz y orgullosa."


Hay comentarios y correcciones que no se olvidan.
Al igual que tampoco se olvidan a esas personas.
Sé que no comentas por aquí, pero me imagino que leerás ésto.
Gracias ;)

Edurne (Edi)

Carta a unos propósitos

Queridos propósitos,


Fuera de los típicos propósitos que todos nos hacemos cada 1 de Enero, hay varios propósitos o deseos que tengo para este año nuevo que entra. Sé que muchas personas se hacen propósitos y realmente no fijan fecha para empezar ese propósito. Es decir, decimos que haremos mil cosas este año pero este año nunca llega. Soy la primera que ese tipo de propósitos de ser mejor persona, adelgazar, hacer deporte, leer, estudiar más y ser más ordenado... se lo propuso hace tiempo, pero lo que no fijó fue la fecha de empezar con esos propósitos... :P



Pues bien, aquí tengo alguna cosilla que me gustaría que sucediese este año:

  • Que los discos de vinilo se fabriquen como los crêpes.
  • Que el autobús de la universidad vaya de puerta a puerta desde mi casa hasta la uni.
  • Que haya dos asientos por viajero en ese autobús.
  • Que los trenecitos de las castañas se sustituyan por trenecitos de gofres de chocolate.
  • Que en los restaurantes haya también botes con salsa Ali-oli.
  • Que se cree la vacuna en contra del Cáncer de Mama.
  • Que se cree la vacuna para cualquier tipo de cáncer. Y para cualquier tipo de enfermedad.
  • Que por las calles haya músicos y alegren a los peatones.
  • Que los coches de color rosa sean más habituales.
  • Que haya moto-taxis.
  • Que se regalen diccionarios a quienes nunca han sabido lo que es la humildad (aunque no estoy del todo segura de si así se acabará con la anti-humildad).
  • Que quienes viven a 1000 km de aquí no se mueran de hambre.
  • Que haya un avión directo Vitoria-Córdoba.
  • Que todos sepamos hablar inglés como idioma materno.
  • Que dar abrazos esté más de moda. Pero que sean de corazón.
  • Que las palabras Te Quiero se digan cuando realmente se quiere a alguien, y se digan con frecuencia.
  • Que mi despertador suene con menos crueldad.
  • Que las películas Amelie, Sonrisas y Lágrimas y Forrest Gump se den por la tele cada semana por lo menos una vez; y que sea obligatorio que todo el mundo lo vea al menos una vez en su vida.
  • Que los domingos por la tarde esté prohibido estudiar y hacer deberes.
  • Que los lunes se dejen de llamar lunes. Aunque después el sustituto de ese nombre también lo detestaría.
  • Que los jardines estén llenos de narcisos amarillos.
  • Que se publiquen comics de Zipi y Zape semanalmente. Y que cuesten 1€.
  • Que cada uno vista, sea y tenga los gustos que tenga sin que nadie se meta con él.
  • Que quienes quiero sean felices y estén SIEMPRE conmigo.
  • Que las sonrisas sean 'tics'.

Edurne (Edi)

PD: Deseando ver las fotos y videos de ayer. Aunque hoy me encuentro hecha una piltrafa...

18 de diciembre de 2009

Carta a un cuento

Querido cuento,

Hace cosa de un mes hicimos limpieza en el despacho de mi padre. Apareció una carpeta con dibujos, cuentos y cosas escritas por mí de cuando yo era niña. Me senté allí mismo y leí todo lo que encontré. Me recordó a la película 'Amelie' cuando hace que un hombre se encuentre con una cajita con juguetes y pequeños recuerdos de su infancia. Ahí mismo cita esta frase:


“ Sólo el descubridor de la tumba de Tutankamon podría comprender la emoción de Amélie al encontrar este tesoro escondido por algún niño, 40 años atrás. “ Amélie. 2001.





Encontré cuentos, historias, descripciones, cartas... Me hizo preguntarme por qué llevo toda mi vida delante de un papel y un lápiz / teclas de ordenador. Sé que pocos me entenderán por eso de que me gusta leer y escribir... Pero es lo que me hace feliz, lo sabéis.

Lloré incluso de la risa cuando encontré este cuento... Es buenísimo. Está firmado como que lo escribí el 13 de Enero de 1996, cuando no tenía ni 5 años... Quería guardarlo para el futuro y leerlo cuando tuviese 50 años, pero me apetece compartirlo con vosotros, y que también os riáis y lo disfrutéis. Lo copio exáctamente igual que como está escrito en la hoja, tildes incluídas:

El pajaro volador
"Érase una vez un pájaro llamado John Smith que significa, Dios del Sol. Pero le llamaban, Esmi. Tenía el pelo blanco como la nieve, ojos azules y comía hierba buena. Un día estaba en su nido... comiendo hierba buena y oyó... Tic tic tic... era un pájaro carpintero... hola... sijo Esmiz, hola dijo el pájaro carpintero... el pájaro carpintero era de color marrón, ojos negros, alas verdes y rojas y pestañas finas. Como te llamas, dijo Esmiz. Lani dijo el pájaro carpintero. Y tu, dijo Láni. Esmiz. Fueron al nido de Esmiz y estuvieron hablando 2 horas y pensaron casarse. Lina puso dos huevos."



¡Alucino! Eso escribí con casi 5 años... Está escrito en el centro del folio con la letra perfectamente torcida hacia la esquina superior derecha. Supongo que sería por el equilibrio en el que se encontraba mi vida en ese momento y por lo positiva que me encontraba ese día.


Apuntaba maneras desde tan pequeña. Aunque este cuento no es para contárselo a niños, los cuentos nunca se me han dado especialmente bien.


Edurne (Edi)

PD: ¡Qué buena la frase de hoy! La del cuadrito azul de la columna de la izquierda me refiero, que cada día aparece una frase distinta. La de hoy es: "Quien puede decir cuánto ama, pequeño amor siente."

Carta a la nieve


Querida nieve,


El invierno ha llegado antes de que me haya dado cuenta. A principios de este mes aún usaba la chaqueta blanca o la gris, típicas no muy gorditas que mi madre allá por Octubre ya las hubiese retirado. Ahora ni el abrigo negro es suficiente. Yo que nunca he sido muy amiga ni de las bufandas ni los guantes.... por ahora ya me he echo buenas migas con la bufanda. El gorro y los guantes sí que no van a ser camaradas míos nunca, odio que los rizos se me aplasten por el gorrito y que las manos empiecen a picar por culpa del calor de los guantes; tampoco me molesta mucho el frío en las manos aunque casi siempre las llevo en los bolsillos.


El invierno me sienta mal, aunque el calor me sienta peor. El frío me va mal físicamente y el calor psicológicamente. Todos los catarros de mi alrededor los termino cogiendo yo. Si en mi casa mi padre coge un catarro, me lo pega, si lo coge mi hermano mayor, me lo pega, etc. Ahora mismo estoy notando los primeros indicios de un catarro. Me cae moquito y llevo un clinex en la manga (no muy sucio mal pensados...), ojos cargados y con lentillas que se resisten a pegarse, cara y frente caliente, la cabeza pesa, y las horas se pasan muertas porque no hay ganas de hacer nada. Pero no hay tiempo a detenerse para cuidarse, mañana cumpleaños de Laura y ya el martes vacaciones. Así que esta noche couldina y a la cama.


Cuando es invierno estoy deseando que llegue el verano porque creo que toda la ropa de mi armario es más adecuada para esa época del año, y cuando es verano veo que toda la ropa abriga demasiado. Qué lío... ¡mi madre está ya quemada con el asunto!


Ahora con eso de ir a tierras bilbaínas cada día está el peligro de las carreteras... Hoy más de hora y media para llegar... uff.. Y si a la vuelta volvemos con una chófer loca.... Podéis creer, que con el frío y la nieve que hace, adelanta a los quitanieves y nos pone el aire-acondicionado que vamos todos con los abrigos puestos... Si esta chófer es lectora de mi blog, por favor, que vaya más despacio y que de a la calefacción.


Aquí os dejo unas fotos sacadas hoy en el bus de vuelta. A ver si el móvil no se me congela con los -14º que anuncian para el lunes...








Edurne (Edi)

15 de diciembre de 2009

Carta a una parejita

Querida parejita,

Hoy volvía a casa de la uni y estaba esperando a que un semáforo se pusiese en verde. A mi lado, junto a una farola había unos "niños" que no levantaban más de 1'30 metros y no llegarían ni a los 13 años. En medio de esos "niños" y yo, había un señor, que estaba mirando atónito lo que hacían esos "niños". Se estaban dando un beso con todas las letras. No entraré en detalles, pero era entre sorprendente y curiosa la escena. El señor y yo nos mirábamos y echabamos una pequeña sonrisa a la vez que fruncíamos el ceño. El niño, apartándose de la boca de la niña, nos miró y nos dijo:

- "Qué pasa, ¿nunca habéis visto darse un beso a dos enamorados?"

Y volvió rápidamente a sumergirse en la boca de la niña. Yo no sabía qué responder y decidí echarme a reir. El señor me miró y me dijo:

- "¡Vaya con la parejita!"

El semáforo se puso en verde y ambos cruzamos la calle, dejando atrás a la parejita. Mientras llegaba a casa, no podía dejar de pensar en aquel niño y en que probablemente en ese momento ese niño pensaría que era más maduro que yo y que me daba mil vueltas por todos los lados.

Recuerdo mis 13 años, y la verdad es que no los recuerdo en la boca de nadie. Si hago memoria, creo que no conozco a nadie que supere lleve casado con su amor desde la adolescencia. Ésto mismo lo pensaba con 13, y con 14, y con 15, y con 18 lo sigo pensando. Lo más parecido que conozco a un amor "de toda la vida" es una de mis tías, que está casada con su mejor amigo desde la más tierna infancia.

No entiendo las ganas que tienen los "niños" de hoy en día de correr y que lleguen algunas etapas. ¡Cómo si no hubiese tiempo para sufrir por amor! Pero no sólo en este ámbito, cada día escuchamos que cada vez más chicos de unos 13 o 14 años empiezan a fumar o a beber, o cada vez que entro a los baños de un bar veo a chavalillas de esa edad maquillarse mientras sufren sobre tacones.

Parece que he sido una aburrida en mis años atrás si leemos ésto, pero no es así. Yo era de las que no iba de botellón, ni escondía el tabaco en el fondo del armario. Yo prefería salir al cine, a cenar, bolera, compras o a hacer mil cosas más con mis amig@s. Decidía los ambientes, y las amistades. Ambos eran muy sanos.

Entre esos ambientes, conocí lo que es tener novio-bolso. También conocí el tener a un novio al que aguantar cualquier cosa con tal de dar la imagen de guay estando con él. Y cómo no, conocí el tener novio al que se querría dejar pero no se hace porque se lleva tanto tiempo juntos que ya es parte de una misma. Aunque el caso más conocido es el de tener novio por tener y porque forma parte de las "Guayismos Rules".

Yo también decidía que ninguno de estos casos iba a ser el mío. Ya sabéis, nunca he sido demasiado guay. Aunque siempre he respetado cualquiera de estos casos, no me hacen ningún daño, simplemente así es como opino y no comparto esas ideas.

Hoy Aintzane y yo debatíamos el si alguien puede ser capaz de sentirse enamorado o de querer a una persona que conoces de una semana. Ella afirmaba un sí y yo afirmaba un no. No creo que conociendo a una persona de una semana se le pueda QUERER y saber todo de él y echarle de menos cuando no está, etc etc.... No sé, será que nunca me ha pasado. El día que me pase le daré la razón a Aintzane y compartiremos opinión.

Ante todo ésto, me afirmo en que prefiero seguir durmiendo sola y en que no pienso quemar ninguna etapa en mi vida.

A veces me preocupa lo poco guay que soy...

Edurne (Edi)

13 de diciembre de 2009

Carta a un artículo

Querido artículo,


Si sois de naturaleza sensible no recomiendo que leáis el siguiente artículo.
Yo me quito el sombrero.
Y también tengo que ir a vomitar.


Arturo Pérez-Reverte. Artículo "Esas Zorritas". XL Semanal.



" Esas Zorritas

Pues resulta que no. Resulta que si el padre de Mariloli, que tiene doce años, llega a casa y tiene el día tonto y la viola, y luego sigue haciéndolo repetidamente durante los próximos meses y años, y la muy zorra no opone resistencia que no se doblegue con algunas amenazas y bofetadas, resulta que la cosa no es grave. O sea, que no es delito como para llevarse las manos a la cabeza, y siempre habrá un juez comprensivo y ecuánime, por ejemplo en la Audiencia de Barcelona, o en la de Ciudad Real, o en donde sea, que ponga las cosas en su sitio. Eso ha ocurrido en un par de casos recientes: el penúltimo, el de un fulano al que la dura Lex sed Lex, duralex, tras probarse que durante ocho años abusó sexualmente de sus dos hijas, rebajó la condena de catorce brejes de talego pedida por el fiscal a sólo cuatro años de cárcel. Lo que significa que el virtuoso cabeza de familia se verá en la calle poco antes o después de cumplir uno, siempre y cuando se lo monte como es debido, ponga el culo donde deba ponerlo, le haga la pelota a los boqueras del trullo, y luego salgan los de tratamiento diciendo: no, si parece buen chaval. Si un día raro lo tiene cualquiera.

Y es que según el código penal, o como se llame eso que tenemos vigente, y de cuya reforma aquí sólo se habla en serio cuando a un político lo encaloman por chorizo, resulta que la ley, en casos de violación, admite la posibilidad atenuante de que la menor haya dado su consentimiento, cuando la violada tiene más de doce años. O sea que basta que la torda tenga trece primaveras para que el señor juez, de cuyo criterio personal sigue dependiendo la interpretación de los matices de la ley, decida que no ha habido violencia o intimidación in estricto sensu o como carajo se diga, y absuelva al individuo. O como en el caso del fulano que citaba antes, que hizo doblete, le coloque cuatro años por la primera hija y veinte mil duros de multa por la segunda. Dos al precio de una.

Dicho de otra forma: que son todas unas putas y que no se puede ir por la casa de esa forma, provocando al padre que ve tranquilamente el fútbol. No se puede, con lo desarrolladas que ahora están las niñas de trece años, y las modas modernas, y las teleseries y toda la parafernalia, pretender que un padre de familia, que tiene sus necesidades como todo hijo de vecino, no se alivie de vez en cuando. Y si las muy lagartas no quieren, que lo digan. Pero no con la boca pequeña, o sea, no, papi, porfa, ni con ambigüedades que rápidamente disipan un par de bofetadas, sino oponiendo verdadera resistencia: agarrando un cuchillo de cocina -pero sólo para intimidar, porque si lo matan, van listas-, o arrojándose si es preciso por la ventana desde el cuarto piso, llevando en los virginales labios el antes morir que pecar, según el incuestionable ejemplo de santa María Goretti. Todo ello, a ser posible, ante testigos. Pero claro, eso es lo difícil. Lo fácil para esas pequeñas guarras es poner mala cara y protestar de boquilla, y en seguida consentir mientras el padre te quita las bragas; y luego decir es que yo no quería, es que me da miedo, es que me tiene atemorizada desde niña. Es que ustedes no conocen a ese hijoputa.

Por suerte aún hay jueces capaces de desafiar lo políticamente correcto y poner las cosas y los atenuantes en su sitio. Jueces que, gracias al Cielo, todavía conservan el sentido patriarcal de la sociedad y la familia -la Biblia proporciona incluso ilustres referencias, como el caso de Lot, al que sus dos viborillas emborracharon, y zaca- y son capaces de interpretar la ley como debe interpretarse: «A ver, niña, ¿te resististe?... ¿Pataleaste durante cuánto tiempo, reloj en mano?... ¿Hubo testigos del pataleo?... ¿Por qué sólo aguantase seis bofetadas, y no más?... ¿Probaste a hacer un hatillo y escapar de casa?... Porque al fin y al cabo, con trece años y con esas tetas ya puede una buscarse la vida, ¿no?... Veo que callas, pequeña Salomé. Pues te comunico que, según el código de Hamurabo, quien calla, otorga».
Confieso que tengo curiosidad por saber en qué para el juicio de ese otro individuo, a quien a primeros de mes detuvieron en Segovia por violar, según parece desprenderse de la denuncia de la madre y del parte médico, a su hija de 22 meses. Me juego un huevo de pato a que la pequeña zorra -algunas ya apuntan maneras desde la cuna- tampoco opuso demasiada resistencia.
Y ahora, disculpen. Tengo que ir a vomitar. "



Edurne (Edi)

8 de diciembre de 2009

Carta a Tianna Lewis

Querida Tianna Lewis,


Ayer se me encogía el corazón cuando leí que esta niña de dos años puede morir si llora o se sorprende por algo. Sufre una extraña enfermedad llamada RAS (Reflex Anoxic Seizure), y su corazón se puede parar por un fuerte llanto.


No tengo palabras para decir nada al respecto.


Edurne (Edi)


7 de diciembre de 2009

Carta a una niña

Querida Niña,

450 musulmanes se casan con niñas menores de 10 AÑOS, Gaza

Casamiento Musulmán Masivo. 450 hombres se casan con niñas menores de diez años en Gaza.
Redacción Publicado el 24 Agosto, 2009

Por Paul L. Williams, Ph.D. thelastcrusade.org

"Mahoma se casó con una niña de seis años. Pero el Islam ha evolucionado en 1.500 años. En la tierra de Hamas, en 2009, las novias tienen casi siete. Un evento de gala se ha desarrollado en Gaza: Hamas patrocinó un casamiento masivo para cuatrocientos cincuenta parejas. La mayoría de los novios estaban en sus medianos veinte; la mayoría de las novias eran menores de diez años. Dignatarios musulmanes, incluyendo a Mahmud Zahar, un líder de Hamas, estaban presentes para felicitar a las parejas que tomaron parte en la celebración, cuidadosamente montada. “Le estamos diciendo al mundo y a Estados Unidos que no nos pueden negar la dicha y la felicidad”, les dijo Zahar a los novios, todos los cuales estaban vestidos con idénticos trajes negros, y provenían del cercano campo de refugiados Jabalia. Cada novio recibió de Hamas un regalo de 500 dólares. Las prepúberes niñas, vestidas de blanco y adornadas con chillones maquillajes, recibieron ramos de novia.

“Presentamos este casamiento como un regalo a nuestro pueblo que se mantuvo firme enfrentando el sitio y la guerra”, dijo en su discurso el hombre fuerte de Hamas, Ibrahim Salaf. Las fotos del casamiento cuentan el resto de la sórdida historia. El Centro Internacional de Investigación Sobre Mujeres estima que, actualmente, hay 51 millones de niñas desposadas que viven en el planeta tierra y casi todas en países musulmanes. 29% de esas niñas desposadas son golpeadas regularmente y abusadas por sus esposos en Egipto; 26% sufren un abuso similar en Jordania.

Cada año, de acuerdo a UNICEF, tres millones de niñas musulmanas son objeto de mutilación genital. Esta práctica no ha sido ilegalizada en muchas partes de Estados Unidos. La práctica islámica de la pedofilia proviene del profeta Mahoma, que acumuló once esposas y muchas concubinas, después de la muerte de su primera esposa Khadijah, en 619 D.E. Después que la anciana esposa de Mahoma, Khadijah, murió en 619 D.E., él acumuló once esposas. Coordinó las visitas a las tiendas de sus mujeres a lo largo de sus ciclos menstruales. Su capacidad para la actividad sexual parecía no tener fronteras. Sahih Bukhari, uno de los más reverenciados textos islámicos, dice: “El Profeta solía visitar a sus esposas en forma cíclica, durante el día y la noche, y ellas sumaban once. Le pregunté a Anas, “¿Tenía el Profeta la fortaleza para ello?” Anas respondió, “Solíamos decir que el Profeta tenía la resistencia sexual de treinta hombres”.

1] Porque, en medio de esas delicias, el Profeta mantenía un establo de concubinas, incluyendo a Reihana, su cautiva ‘judía’. Sus esposas y amantes estaban obligadas, por la ley musulmana, a satisfacer sus necesidades sexuales en cualquier momento del día o de la noche, y el Profeta se reservaba el derecho de disfrutarlas “desde la cima de sus cabezas hasta la planta de sus pies”.
[2] Esto parecería no ser terrible para los estudiantes del Informe Kinsley, con excepción del caso de Aisha, la esposa favorita de Mahoma. Aisha era la hija de Abu Bakr, el mejor amigo del Profeta y su más fiel seguidor. Ni bien Mahoma posó sus ojos en Aisha, comenzó a fantasear con tener sexo con ella. Había un problema con esta fantasía. Aisha, en ese entonces, era un pequeña niña de cuatro o cinco años, mientras Mahoma era un hombre de mediana edad de cincuenta.



[3] Y aún así, el Profeta no perdió tiempo en hacer realidad su fantasía. Cuando Aisha cumplió seis años, Mahoma le pidió a Abu Bakr la mano de su hija en matrimonio. Abu Bakr pensó que esa unión sería impropia – no porque Aisha fuera simplemente una pequeña sino más bien porque él se consideraba hermano de Mahoma. El Profeta dejó rápidamente de lado esta objeción diciendo que la unión era perfectamente correcta a los ojos de Allah. Abu Bakr consintió. Y Mahoma tomó a la pequeña niña como su nueva desposada. Cuando estuvieron casados, Mahoma, en su misericordia, permitió que Aisha llevara sus juguetes, incluyendo sus muñecas, a su nueva tienda [4]. El casamiento fue consumado cuando Aisha tuvo nueve años y el Profeta cincuenta y tres [5]. Los tres años del período de espera no se debieron a la preocupación de Mahoma de no abusar de una niña sino, más bien, al hecho de que Aisha contrajo cierta enfermedad que provocó la pérdida de su cabello [6].



La pedofilia no fue practicada sólo por Mahoma, sino también sancionada por el Corán. En el debate sobre el período de espera requerido para determinar si una esposa está encinta antes del divorcio, el texto sagrado dice, “Si estás en duda en lo concerniente a aquellas de tus esposas que han cesado de menstruar, sabe que su período de espera debe ser de tres meses. El mismo período se aplica para aquellas que aún no han menstruado” (65:4). Aquellos que piensan que los musulmanes modernos han abandonado estas enseñanzas, deberían estudiar las fotos y videos que acompañan este artículo y recordar las palabras del Ayatollah Khomeini, el clérigo islámico más famoso del siglo 20:

Un hombre puede tener placer sexual de una niña tan joven como un bebé. Sin embargo, no debe penetrarla; sodomizar a una niña está bien. Si un hombre penetra y daña a una niña, entonces debe ser responsable por su subsistencia toda su vida. Esta niña, sin embargo, no cuenta como una de sus cuatro esposas permanentes. El hombre no tendrá derecho a casarse con la hermana de la niña… Es mejor para una niña casarse en una época en que comenzará a menstruar en la casa de su esposo, mejor que en la casa de su padre. Un padre que case a su hija tan joven, tendrá un lugar permanente en el cielo [7]. "
















Pero qué asco.

Edurne (Edi)




PD: No puedo dejar de mirar la cara de esta niña. La otra foto es el desfile de ese "circo", o no sé cómo llamarlo.





6 de diciembre de 2009

Carta a un silencio

Querido silencio,

Silencio. Es lo que se oye en cualquier calle por donde paso. Las calles no tienen ruido. Como mucho cualquier canción del Ipod que voy escuchando con mis auriculares de color rosa y azul. Ignoro si alguien grita mi nombre, si alguien pide auxilio o si una ambulancia me pide pasar. Sólo mi música, nada más. Siempre he pensado que ir sola por la calle y escuchar el silencio de la ciudad mezclado con las obras, coches, semáforos, personas hablando y niños llorando es triste y hace que los trayectos sean el triple de largos.

De pronto te veo venir hacia mí. Tú me ves. Ambos intentamos cruzar de acera, meternos en una tienda o hacernos los despistados y simular que no nos hemos visto. Pero en nuestros corazones hay un querer disimular y pasar de largo, mezclado con un querer volver a hablar y estar cerca.
No queda otra. Nos paramos, sin saber muy bien qué se nos viene encima ni qué va a ocurrir. Me quito los auriculares. Tras un tímido "Hola... ¿qué tal?", lleno de ganas de saber qué tal estamos; viene un pequeño bloqueo de si nos damos dos besos o no. Pero no es más importante el darnos dos besos, sino el quién da el pequeño paso para darnos dos besos. A los dos no encantaría ir por ahí diciendo que el otro se nos acercó a darnos dos besos porque no se resistía.


Desearíamos que el momento exacto en el que nuestras mejillas se están chocando para dar un beso, durase eternamente. Un pequeño cierre de ojos en ese momento exacto, mientras huelo que aún usas la colonia que tanto me encantaba, y mientras hueles que sigo usando el mismo champú de siempre. Me sigue encantando. Y sigo sintiendo que ese olor me relaja y me tranquiliza. Hay cosas que no cambian.


Con el segundo beso frunzo el ceño y marco una pequeña distancia. Ese segundo beso me lo has dado en la comisura del labio, aún recuerdas que me encantaban los besos ahí. Hay cosas que no olvidas.


¿Mi vida? Estupendamente. Igual que la tuya. Después de aquel adiós definitivo por el cual ninguno de los dos sabemos lo mal que lo pasó el otro, nuestras vidas se han llenado de éxitos y felicidad. Qué mentira. Ambos sabemos que nos echamos de menos mucho tiempo, hasta que la distancia hizo el olvido. Lo sabemos, tantas miradas que una tan clara lo dice todo.


Cuánto nos gustaría que el otro se arrastrase y llorase y suplicase que volviesemos de la mano al pasado. Pero eso sería mucho soñar.


Así que un adiós con la promesa de un café que los dos sabemos que nunca llegará, y nos vamos. No volvemos la cabeza, sería dar el brazo a torcer. Eso también nos gustaría ir contándolo por ahí.


Me pongo otra vez los auriculares y sigo mi trayecto, sin saber muy bien a dónde, sólo sé que mis piernas me llevan a algún lugar. Ya ni mi música escucho. Mientras en nuestras caras hay una sonrisa que se debate con algo de pena. A nuestra mente vienen mil recuerdos, todos ellos buenos. Pero en el momento que recordamos aquel definitivo adiós y el por qué de ese adiós, se nos borra esa sonrisa. Y se nos va de la cabeza la situación.


Llegamos a casa, y buscamos esas fotos para sentirnos en el pasado otra vez. Pero yo rompí todas las fotos y todo lo que me recordaba a ti. Me siento tonta y juro no volver a hacer eso con las fotos de quienes quiero sacar de mi vida para siempre. Tú te das cuenta de que no tienes ninguna foto porque nunca querías nuestras fotos. Que salías mal decías, aunque para mí eran perfectas esas fotos.


Me meto en la cama y cojo el móvil, con pretensión de enviarte un mensaje y tomarnos ese café. No me arrastro, arrastrate tú. Pero tú piensas lo mismo. Así que al final ponemos el móvil en la mesilla esperando que el otro de el paso de enviar ese mensaje.

Al final, nos dormimos, y mañana ya no recordaremos ésto.


Sólo ese silencio. Silencio de espera. Silencio.

Edurne (Edi)

5 de diciembre de 2009

Carta a un color

Querido color,

Todo no puede ser rosa nunca, lo dulce no es tan dulce si no existe lo amargo.
Creo que mi mundo rosa y lleno de sonrisas y felicidad no va más allá de hasta donde llega mi burbuja.
Debo salir de mi burbuja, he oído que hay más mundo.

Alguien me dijo alguna vez que la felicidad es una amiga infiel, que a veces te hace bien y a veces te hace mal.
Como dije en entradas anteriores, quiero mirarlo todo desde los ojos de un niño, para así no tener miedo ni odio.
Y recordar siempre las mil sonrisas que un día existieron.

Gracias por ese beso en la frente, y ese sms al móvil.
Gracias por verme cuando quiero ser invisible.

Próximamente: Me marcho al exilio.


Edurne (Edi)




4 de diciembre de 2009

Carta a una parte del cuerpo

Querida parte del cuerpo,

Cuentan que había una madre que quiso poner a prueba hasta dónde llegaba la capacidad de pensamiento de su hijo, a la vez que quiso enseñarle ciertos valores morales a través de una pregunta:

- "Dime hijo, ¿cual es la parte más importante del cuerpo?"

El niño no entendió qué quiso decir su madre con aquella pregunta, y mucho menos entendió qué respuesta tenía que dar.

Se tomó su tiempo, quiso reflexionar sobre la pregunta y sobre todo encontrar una respuesta acertada. Tras mucho pensar, creyó encontrar la respuesta:

- "¿Es posible que la parte más importante del cuerpo sea la cabeza? Sin ella no pensaríamos, no podríamos hacer nada...
- La cabeza es importante sin duda, pero no es la respuesta que debes encontrar.
- Entonces... ¿las piernas? Sin ellas no nos sujetaríamos ni caminaríamos, ni tampoco sin la columna.
- No hijo no. Debes pensarlo con más calma."

El niño por más que pensaba, no encontraba respuesta alguna. De este modo, muy a su pesar, se rindió y le pidió a su madre que le dijese la respuesta.

- "Me rindo, dime cuál es la parte más importante del cuerpo.
- La parte más importante del cuerpo es el hombro.
- ¿El hombro?
- Sí, el hombro. En el hombro de un amigo te puedes apoyar para recibir su cariño, afecto, apoyo, ánimo... Quien tiene un hombro de un amigo para apoyarse, tiene oro. Y quien tiene un amigo, tiene un tesoro."



Edurne (Edi)



" Creo que una vez recibí una carta, pero ya casi ni lo recuerdo."

3 de diciembre de 2009

Carta a Luna

Querida Luna,


Hoy podía ser un día 3 de Diciembre como otro cualquiera. El aniversario del fin de la guerra fría, cumpleaños de Bill Steer o también el Día Nacional de los Discapacitados...


Pero no. Hoy he conocido a la que 'casi' seguro será la última de mis primas. Digo 'casi' porque no las tengo todas conmigo.


Hace días decía que Luna no nacía, y anoche vino a este mundo. Yo aposté a que nacía el miércoles, pero por 30 hora he perdido la apuesta.


Dicen que nunca nadie se sentirá tan sólo como quien nunca ha recibido una carta. Aún queda mucho tiempo hasta que puedas leer y comprender una de mis cartas, así que por ahora sólo te escribiré ésta para que sepas que nunca estarás sóla.


Gracias por haber nacido hoy. O gracias por haber nacido en cualquier caso. Gracias por haberme sacado la sonrisa que necesitaba para este par de semanas tan decaídas que llevo.


Ahora a esperar a que nazca.......................... ¿Patricia? ¿Carla? ¿Rocío? No sé cómo se llamará, pero habrá que esperar a que nazca mi 3ª sobrina. Así sin comerlo ni beberlo mi vida se ha llenado de niños en muy poco tiempo :)


Aquí os dejo una foto, no es la mejor, pero está bien porque no había casi luz. Tiene todo el parecido a su madre, será una futura rubia casi albina :)



Edurne (Edi)

Carta a un cisne enfermo

Querido cisne enfermo,


Hay un cisne que muere cercado en un palacio.
Un cisne misterioso de ropaje de seda
que en vez de deslizarse en la corriente leda
se estanca fatigado de mirar el espacio.

El cisne es un enfermo que adora al dios de oro;
el sol, padre de razas, fecunda su agonía.
por eso su tristeza es una sinfonía
de flores que se entreabren en las sombras del lloro.

Tiene el pecho cruzado por un loco puñal,
gota a gota su sangre se diluye en el lago
y las aguas azules se encantarán bajo el mago
poder de los rubíes que destila su mal.

El alma de este cisne es una sensitiva…
no levantéis la voz al lado del estanque
si no queréis que el cisne con el pico se arranque
el puñal que sostiene su existencia furtiva.

Cuentan viejas leyendas que está enfermo de amor.
Que el corazón enorme se le ha centuplicado
y que tiene en la entraña como El Crucificado
un dolor que cobija todo humano dolor.

Y cuentan las leyendas que es un cisne-poeta…
Que la magia del ritmo le ha ungido la garganta
y canta porque sí, como el arroyo canta
la rima cristalina de su corriente inquieta.
…………………………………………………………

Yo he soñado una noche que el viejo palacio
era el cisne cansado de mirar el espacio.


(Alfonsina Storni)




Edurne (Edi)

2 de diciembre de 2009

Carta agobiante

Querida agobiante,


¿Nunca habéis sentido esa sensación de querer llorar de cansancio y no poder?


Esta situación es agobiante. Desde levantarme a las 6 de la mañana para coger el bus, mejor dicho, correr para coger el bus, ir a clase cargada con una mochila llena de libros, clases y apuntes, y salir antes de clase para coger el bus pegándome con la gente para tener sitio. Eso si no tenemos que quedarnos en el CRAI (ya sabéis, mi nuevo lugar de residencia) y volver a las 20'00 o 21'00 a casa, para seguir haciendo muchos deberes y pasar apuntes.


Encima estoy mala. No sé qué me ocurre, llevo como 7-10 días con un dolor en el costado izquierdo muy punzante que va y viene, y cuando viene me retuerzo sobre mí misma. Ya no puedo ni estar estirada. Además me duele mucho la cabeza y hoy tengo algo de náuseas y mareos y un poco de fiebre. Aunque lo peor es el dolor del costado.


Lo escribo por si hay algún lector que sea médico y me pueda echar un cable, porque con esos horarios ¿cuándo voy al médico? Me temo que tendré que aguantar hasta dentro de 10 días para ir al médico si ésto sigue así.


El agobio y estrés me puede. Quiero llorar por el cansancio pero estoy tan cansada que no puedo. Lo único que puedo es estar encorbada con la mano en la frente y una cara que mejor ni mirármela en el espejo. Aparte, sumémosle las ojeras que tengo por no poder dormir en condiciones.


Me gustaría ponerme delante del portátil y escribir algo productivo para mi blog. Pero no tengo ni tiempo ni fuerzas para ello, pero os tengo en mente, y en cuanto tenga un rato libre aquí me tendréis.


Y lo peor de todo es que no recuerdo haber sonreído hoy ni una sola vez.



Edurne (Edi)



PD: Os dejo una foto de mi sobri Paula, ¿linda eh?


1 de diciembre de 2009

Carta a una mudanza

Querida mudanza,

Sí bogueros, me he mudado. Ahora vivo en un lugar llamado CRAI. Vitoria ya no es casi ni mi ciudad dormitorio. Para quien no entienda ésto, me refiero a que todos los días de esta semana y todos los días de la semana que viene estaré en la uni desde las 8'30h, y las tardes las pasaré en el CRAI (biblioteca de la uni), hasta las 21'00 más o menos. Después vuelta a Vitoria, a dormir, y vuelta a lo mismo. Deberían hacerme algún tipo de mención, pero no soy la única que se pasa tanto tiempo allí trabajando, el grupo entero.

La razón es que tenemos que terminar el trabajo de Estudios Culturales, para entregarlo la semana que viene. Así que blogueros, perdonad mi mudanza bisemanal, pero es por una razón de mucho peso. Menos mal que aunque vaya a estudiar/trabajar tantas horas, voy muy contenta y con muchas ganas de hacer lo que hacemos, aunque duerma muy poco, esté cansadita y mi sonrisa a ratos es algo pobrecita. Incluso si miro a un punto fijo, peligra el que me duerma. Vocación se llama.



Me gustaría escribir, tengo un par de ideas que quiero compartir con vosotros. Pero ahora el deber me llama, voy a leerme y repasar alguna cosita para mañana. Os dejo un poema para que os entretengáis leyendo:




"Puedo escribir los versos más tristes esta noche.


Escribir, por ejemplo: “La noche esta estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.


El viento de la noche gira en el cielo y canta.


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.


En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.


Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.


Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.


Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.


Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.


Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.


La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.


Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.


De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.


Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.


Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.


Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo."


(Pablo Neruda)
Me encanta. Es de mis poemas favoritos junto con el de "Pandemica y Celeste" de Gil de Bernal, publicado hace algunas entradas.
Jo.. ¡me encanta la poesía! Quiero tener "20 Poemas de Amor y Una Canción Desesperada" en libro, para poder leerlo siempre que quiera. Algún día lo compraré...
Edurne (Edi)

26 de noviembre de 2009

Carta a una mirada

Querida mirada,



Me gustaría ver todo desde los ojos de un niño.
Para así no tener prejuicios, odio, asco, enfado, miedo, pánico...




Ideas de cerrar Cartas a los Míos invaden mi cabeza.




PD: Álvaro, no sabía hasta que punto tenías razón con esa frase.


Edurne (Edi)

Carta a algo gratis

Querido algo gratis,

Sé que no hace falta que exista una crisis global para que haya cosas que sean gratis, porque cosas de este tipo siempre han sido gratis.

Hace un rato mientras veía la tv, veía un niño con auténticos problemas de obesidad jugar a unos dinosaurios, y su madre en primer plano lloraba mientras decía que el mayor sufrimiento de su hijo no lo causa el hecho de que sea obeso, sino el hecho de que los compañeros de colegio disfrutan insultándole, pegándole y metiéndose con él, y que incluso personas de fuera del colegio, entre los que se encuentran adultos, le discriminan, le miran raro y hasta se atreven a hacer burlas con el asunto. Que por cierto, esas burlas las apodan chistes.

A mí más que reir, me daban ganas de llorar. De por sí debe ser un gran problema el pesar más de 100 kg siendo un niño, más problema se añade cuando la gente encuentra diversión en reirse a su costa. ¿Qué derecho tiene la gente a hacer eso? ¿Acaso existe la perfección en este mundo?

Jamás entenderé por qué a las personas les gusta ser cruéles, ni por qué la gente se cree con el derecho de insultar al resto.

Pero es que casualmente, quien más habla, es quien más tiene que callar en esta vida. ¿No os parece curioso?

Nunca entenderé este tipo de cosas, nunca entenderé el bullying ni jamás encontraré la diversión en ello... Con lo fácil que es no hacerle caso a quien no quieres que esté contigo ni a quienes te caen bien...

Mismo caso al que yo le hago a los comentarios anónimos, concrétamente al último que me ha llegado. Admiro tu valentía de comentar en anónimo y no dar la cara, y también admiro la envidia que me tienes. Que si no es eso no le encuentro explicación. Pero no me detendré más contigo, símplemente te doy las gracias por ser un visitante de mi blog y por "perder" minutos de tu vida leyéndo cartas en un blog de color......... ROSA.

Nada blogueros, luego actualizaré de nuevo.
En conclusión, que haer bullying al resto es gratis, pero claro siempre en manada, porque poco bullying he visto yo hacer en solitario. La valentía es colectiva...

Edurne (Edi)

25 de noviembre de 2009

Carta a Mariela

Querida Mariela,


Hoy debería haber nacido mi primita Luna, o al menos hoy salía de cuentas su madre. Se ve que se resiste, como también lo hizo su hermano. Así que calculo que en 4 o 5 días la tendré en brazos. ¿Será que tiene miedo de vivir? ¿Tendrá miedo del mundo? Yo le enseñaré a que no lo tenga, la vida es un regalo.


Pero hoy tenemos otra celebración, Mariela cumple 19 años.


Hablar de Mariela es como darme un pequeño pellizquito en el corazón. Nos conocimos porque quise saber su opinión ante una decisión que yo iba a tomar, decisión que ella había tomado anteriormente. Ya desde ahí me daba todo su apoyo y me animaba a conseguir lo que quisiese. Ese día surgió algo entre las dos, una especie de "lazo" que nos unió, un "lazo" de amistad que ha podido con la distancia y el tiempo.


Cuando pienso que tengo la suerte de ser amiga de Mariela, dudo si merezco esa suerte o no. Mariela es esa persona que al mínimo detalle que le hagas, bien sea un sms, un comentario, una llamada... te lo agradece enormemente, y con la mejor sonrisa que tiene. Porque otra cosa igual Mariela no tiene, pero sonrisas las tiene para todos.


Con Mariela me he convencido de que la distancia no es el olvido. Citaba antes lo del pellizquito en el corazón, porque a los pocos meses de conocer a Mariela, cuando ya la quería como a nadie y cuando ya era alguien muy importante en mi vida, recibí su llamada diciendome que se mudaba a vivir a una ciudad en la otra parte del país. ¡Zas! Pellizquito.


No sé cuántos kilómetros habrá desde donde ella vive hasta Vitoria, muchos, pero muchos más que lo parecen porque sé que si estuviese aquí, no podría sentirme sola ni un instante, y tendría junto a mí a alguien que cree más en mí que yo misma, que sabe que las cosas me saldrán bien, que sabe que conseguiré todo lo que me proponga, que en mí hay una gran persona que ni yo misma soy capaz de ver. Pero aún en la distancia, hace mucho más que algunos que están a mi lado.


En definitiva. Que cada día doy gracias a Dios por hacer que Mariela se cruzase en mi vida, y que espero que no termine nunca ese cruce, porque es de las personas más importantes de mi vida, la aprecio enormemente, y ha demostrado ser una amiga escepcional.


¡Feliz cumpleaños pequeña! Disfruta mucho del día y te deseo toda la suerte del mundo para este año y todos los siguientes, que sé que te irá todo genial y espero verte pronto. Te quiere,


Edurne (Edi)


23 de noviembre de 2009

Carta a una despedida

Querida despedida,


Hoy era un día perfecto. Lo era, pero en ausencia de lo que ha ocurrido. Incluso he escrito antes otra entrada sin saber nada de ésto...

Hace días escribía en mi Carta a Hachiko sobre la repentina muerte de Minerva hace un par de años, y decía que pronto iba a perder a otro amigo.


Y así ha sido.

Se ha muerto Nerón.


No podré olvidar la última vez que le vi, jamás olvido la última vez que veo a alguien.

Perdóname por aquel día que te miré mal por babearme la ropa, o por aquel día que te pedí que me dejases en paz y no saltases más sobre mí, o por aquel día que tiré un hueso a la basura y no te lo di por no llevártelo hasta allí, o por aquel día que no te saqué a pasear al monte por no cepillarte después todos los cajillos, o perdoname por no haber estado allí siempre.


De cualquier modo, gracias por haber estado en mi vida estos años, y por saltarme al alegrarte de verme, y por tirarme al suelo por enrollarte entre mis piernas para jugar, y por comerte la comida que yo no quería o no podía con ella, y por los días que me acompañabas al monte para cuidarme y hacerme compañía.


Pero sobre todo por haberme sido tan fiel y no haberme fallado nunca.

Encima estoy nerviosa y no encuentro ninguna foto tuya... no tengo perdón. He puesto la más parecida que he encontrado, aunque tú eras mucho más bonito.


Joder........... ¡¡¡JODER!!! No es justo.......... Asco de día...


Pero prefiero ésto a que estuvieses todo el invierno sufriendo por tu enfermedad.


Hasta siempre amigo.



Edurne (Edi)

Carta a la moda

Querida moda,

Hoy en la clase de Estudios Culturales (oh amo esta asignatura), hemos hablado sobre la moda. Según la materia, la moda es un símbolo de expresión, de comunicar y transmitir cómo es uno mismo, y a través de la moda se puede saber un poco de cómo es cada persona.

A pesar de ello, todos conocemos a alguien a quien la imagen de personalidad que se nos viene a la cabeza al ver sus vestimentas y peinado, no van acorde con la personalidad que realmente tiene. Pero casos concretos a parte, existe un pronunciado generalismo.

Todos nos vamos acoplando en cierto modo a la moda que hay en el momento, y además nuestra propia moda evoluciona con el paso de los años, generalmente a mejor.

Ésto me ocurre a mí la primera. Es por ésto por lo que muchas veces me gusta echar mano de fotos de hace varios años y preguntarme a mí misma cómo y por qué iba así por la calle. ¡Menudas pintas! jaja Me lo tomo con humor, qué remedio. Me encanta recordar esos pantalones anchísimos por abajo, la chaqueta de rayas morada y negra con sombrero élfico, plumífero verde con el borde del gorro de pelo, zapatillas anchas negras (éstas las sigo usando para días de lluvia, son geniales, no te mojas lo más mínimo), y un largo etcétera; junto con el pelo liso tras horas diarias de plancha. Que menos mal que los años me han sentado bien también en este aspecto, pero ya veremos lo que escribo aquí mismo dentro de 5 años...

Yo elijo mi moda, y poco nombre tiene esa moda. No puedo calificarme ni de pija, punk, emo, mod, hippie, gurutxurtu, heavy, rapera, anticuada, post-moderna... La gente suele calificarme de "normal", al menos lo que llega a mis oídos, porque tampoco pido opiniones al respecto; aunque todas esas opiniones casan en que vista como vista estoy igual de guapa :D

A mí no me importa la ropa que lleven las que caminan por la Cibeles, ni me importa cómo se llama el tío al que han puesto su nombre en la etiqueta y en la fachada de la tienda. Nunca he entendido por qué un vestido de D&G, Gucci, Christian Lacroix... (y no sigo porque no me pagan nada esas marcas para que yo les haga publicidad aquí), valen lo que valen. ¿Quién dice que valen esos precios tan elevados? Si de todos modos, en cuanto vuelvan a salirle las hojas a los árboles ya están pasados de moda... Aunque dentro de 30 años serán lo último.

A mí lo que me importa es que me guste la ropa que compro, y no me fijo ni en dónde la he comprado, por lo que muchas veces cuando se me pregunta de dónde es alguna prenda que llevo puesta, no lo recuerdo. Me gusta que sea algo bonito, que me siente bien, que conjunte, que tenga un precio razonable y sobre todo que me guste y vaya cómoda con ello. Y punto final.

Lo triste es que muchas personas se tomen la licencia de calificar y aceptar/discriminar a las personas por cómo visten. Qué penoso... ¿A ver si van a ser ellos los que no están a la altura?

Pero más triste es vestir según los catálogos de las tiendas, e ir a disgusto e incómodo, y sin personalidad alguna. Por favor.... aunque sea un poquito de personalidad...

La moda también va ligada al estado de ánimo, al menos yo soy una viva imagen de eso mismo. Los días que tengo mejor humor y todo es más "rosa", voy de color rosa, y con mucho más gusto, mejor convinada, con más estilo y hasta me sienta mejor todo. En cambio los días negros.... uff... dan ganas de echarme limosna...

Recuerdo una vez cuando una chica me dijo que le había comprado a su madre para Reyes una pasmina de 350€, despreciando de ese modo mi bufanda de 14'95€ de Natura. Mi respuesta fue:

- "Con 350€ me compro yo 15 pasminas más bonitas y las luzco más y mejor."


Me sobró razón.

Edurne (Edi)

22 de noviembre de 2009

Carta a un número 22,

Querido número 22, El número 22 podría equivaler a muchas cosas, a un número capicúa, dos patitos, un número algo aburrido porque no sirve de nada invertir las cifras... Pero no. Porque hoy el mundo celebra 22 años de la existencia de Susana Por eso voy a citar 22 "cosillas" sobre Susana:


  1. Porque te conocí con 17 años y nos encanta recordar cómo hemos cambiado.

  2. Porque nos conocimos en una de las situaciones que mejor se nos ha dado siempre a las dos. Aunque yo en ese momento estaba influenciada por Amaya jiji.

  3. Porque siempre he sabido que en ti siempre habría una frase de ánimo cuando la necesitase.

  4. Porque eres a la única a la que le interesan mis paranoias y cosas sin sentido.

  5. Porque confías más en mí que yo misma.

  6. Porque sé que si pongo la mano en le fuego por ti, no me quemo.

  7. Porque en muchos temas me has entendido mejor que nadie.

  8. Porque me has sabido dar un empujón cuando yo no quería seguir caminando.

  9. Porque me has sabido dirigir cuando estaba muy perdida.

  10. Porque me abres los ojos cuando estoy equivocándome.

  11. Porque aunque siempre te digo que eres una mala influencia para mí, eres un ejemplo para mí.

  12. Porque sé que por lo escrito en el número 11 te mosquearás conmigo, y porque sé que también se te pasará pronto.

  13. Porque sabes perdonar mis errores.

  14. Porque cuando necesito a alguien para cualquier cosa, sé que Susana siempre está ahí.

  15. Porque cuando antes dije que iba a escribir 22 cosillas sobre ti, me precipité con el número.

  16. Porque a pesar de que escribir "porqués" de la gente es cosa de niñas de 14 años, es bonito lo que estoy escribiendo, ¿no?

  17. Porque sabes que siempre estaré para lo bueno, lo malo y lo regular; pese a cualquier cosa.

  18. Porque si empezase a recordar todos los buenos momentos y todo lo que nos hemos reído juntas, me faltaría espacio en el blog. En cambio para lo malo me sobran líneas.

  19. Porque me quieres como soy, con mis defectos, virtudes y demás, y porque yo también te quiero así, y no quiero que cambies nunca.

  20. Porque sé que te quiero tener siempre a mi lado, y me siento afortunada de tener una amiga como tú.

  21. Porque sé que 5 años quizás no es mucho tiempo. No lo es comparado con todos los que nos quedan por delante para pasar mil aventuras, reirnos mil veces, picarnos, ir de compras, hacer comosi..., hacer de las nuestras, pegarnos para coger sitio en el bus, y mil cosas

  22. Porque simplemente te quiero. Y porque espero tener que ingeniarmelas en un futuro para poder escribir muchos más "porqués" que sólo 22.




Así que espero que disfrutes muchísimo de este día y que tengas toda la suerte del mundo en los 22.











Ayer cumple de Susi. Como cada cumple que hacemos, una locura al canto. Cena en telepizza, y luego a tomar algo a un quiosco de música de un parque céntrico de Vitoria. Eso sí, con los gorritos de Hello Kitty toda la noche puestos, como se aprecia en las fotos.









[PHOTO]: Ayer todos haciendo la conga con los gorritos (subiré un video para acabar con nuestra reputacion), y un collage de Susi y yo que hice hace tiempo.




Edurne (Edi)



Aquí está el video. Adiós a la reputación... si es que después de ésto queda algo.

¿Pero y lo bien que lo pasamos?


video

20 de noviembre de 2009

Carta al día del niño

Querido Día del Niño,

Sí, mi futura sobrin@ ya tiene sexo.
Es una niña. ¡Otra sobrina!


Edurne (Edi).

Carta a Lenguas Modernas

Queridas Lenguas Modernas,

Me cansa la constante conversación de:

- Oye Edi, ¿tú que estás estudiando?
- Lenguas Modernas.
- Ahh... y.... ¿eso qué es?



En fin. Y cuando explico que Lenguas Modernas es el nuevo nombre que el Don Bolonia ha dado a las filologías, y concretamente esta titulación contiene lo que antes era filología inglesa + filología hispánica. La elección de esta titulación vino entre mis dudas de elegir una de las dos filologías, así que 2x1.

Pero cuando ya se llega a la conversación de:

- Pero si eso no tiene salidas, bueno sí, sólo profesor.

¿Sólo? Quizás no me he enterado que a partir de YA no van a existir profesores de inglés, ni de lengua española, etc. y nadie va a dar clase de esas asignaturas a las futuras mentes del mañana. Además, para quienes estén en desacuerdo conmigo, también existe la posibilidad de ser traductor, intérprete... y varias profesiones más que tienen que ver con los idiomas. Porque es una carrera enteramente de idiomas.

Como sabréis, mi vocación se encuentra entre los idiomas y la filosofía. Aún recuerdo el día antes de matricularme en la uni, cuando tenía millones de dudas de si elegir Lenguas Modernas o Filosofía.

La filosofía mueve el mundo. No sólo la filosofía de Aristóteles, Descartes, San Agustín, etc. eran filosofías, también lo eran por ejemplo el nazismo. Como un día escuché a MJ, la filosofía y sobre todo el conocer nuestra historia no nos condenará a repetirla. Y espero que jamás vuelva a repetirse algo tan horroroso como eso.

Pero bueno, no me sabe a nada nuevo cuando alguien me dice que la filosofía, la historia, las filologías, el arte, el latín... no sirven de nada. Más bien me sabe a incultura.

Sé que no puedo morirme sin estudiar la carrera de filosofía. También sé que pocos me comprenden.

Pero hay preguntas que no tengo la necesidad de responder. Al menos por ahora.

No sé qué hago aquí quejándome.. total, ya tenemos unas buenas mentes del mañana que sacarán todo adelante, sin filosofía, historia, latín, griego... qué más da, ¿no?

Finalmente os invito a que os leáis un artículo perfecto de Arturo Pérez-Reverte. Qué razón lleva.



PERMITIDME TUTEAROS, IMBÉCILES


"Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda.Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.
Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia.

Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña.

Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico».
O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos».

Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p'alante.

Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet.

La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

Arturo Pérez-Reverte
Artículo de El Semanal XL "


Edurne (Edi)

17 de noviembre de 2009

Carta a 15 preguntas

Queridas 15 preguntas,

1- Algo en lo que siempre te fijes:
En la forma de caminar de la gente, en la forma de coger los cubiertos, en la forma de sentarse, en la forma en que miran... Mil cosas, me gusta investigar a la gente sólo mirándoles, pero tampoco soy demasiado observadora.

2- Algo que siempre pases por alto:
Si lo paso por alto lo desconozco, jeje... No sé, supongo que a ciertas opiniones no les presto atención, ni tampoco a la forma de vestirse.

3- Si pudieses ir al futuro para 5 minutos, ¿a qué momento de tu vida irías?
Iría al momento en el que me colocan el birrete de Graduada en Lenguas Modernas, pero únicamente para mirar la fecha en el calendario y así saber el tiempo que tardaré en sacarme la carrera.
Pero no me gustaría ver más cosas, dejo que todo venga como tenga que venir.

4- ¿Y a qué momento del pasado volverías?
¿Para 5 minutos? ¡A ningún momento! Quizás al momento en que nací... algo que por más que intento, no recuerdo.

5- ¿Qué harías con todo el dinero del mundo?
Si tuviese todo el dinero del mundo sin ningún límite haría que el tercer mundo desapareciese. Pero como supongo que la pregunta quiere decir qué haría con bastante dinero, pues lo guardaría para ir pagándome la carrera y posibles futuros gastos.

6- ¿Y qué poder te gustaría tener para mejorar el mundo?
Tendría una conversación de 1 minuto con cada persona de este mundo, y finalmente a cada persona les daría un beso y un abrazo. Creo que existe el odio y la gente amargada porque a muchos nadie les escucha ni les quieren, por lo que no se sienten queridos. Con más amor el mundo iría mucho mejor.

7- ¿Y qué poder tendrías para hacer cualquier otra cosa?
Tendría el poder de que estuviesen siempre conmigo las personas que quiero, mi abuela por ejemplo.

8- ¿Qué quieres que no cambie nunca?
No quiero que cambien las personas que están a mi alrededor, no quiero que se vayan nunca. No quiero que quienes quiero dejen de ser felices y dejen de sonreir, ni que les pase nada malo.

9- ¿Qué precio estás dispuesta a pagar por ello?
El que se me pida.

10- ¿Amigos para siempre?
Pues ojalá. Aunque a mí sea a la primera a quien le cueste aceptarlo, las personas entran y salen de nuestra vida y nos gustaría que estuviesen siempre con nosotros, pero hay que aceptar que eso no es siempre posible.

11- ¿En qué situación no te gustaría verte?
Sola por supuesto. Siempre he dicho que no me gustaría verme pesando 250kg y cortaría esa situación de una forma drástica, pero sé que la vida merece más la pena que acabarla por esa situación.

12- ¿Te sientes afortunada?
Claro. No es que viva en un mundo feliz donde todo es rosa y que lo que voy a decir es lo típico que suele decirse, pero estudio lo que me gusta y donde me gusta, tengo buenos amigos, tengo familia, no me falta de nada... Claro que soy feliz, no sería justo quejarme.

13- ¿El peor sentimiento?
Las despedidas. Me matan.

14- ¿Serías otra?
¿Para qué? Me gusta ser yo, a veces creo que para muchos su peor castigo es ser ellos mismos.

15- ¿Una virtud que no tienes y que te gustaría tener?
La edad junto con las experiencias me va limando lo que considero que debo mejorar, pero me gustaría agobiarme menos y no dejar todo para el último momento.


Edurne (Edi)

16 de noviembre de 2009

Carta a sonreir

Querido sonreir,

Hoy no tengo ganas de sonreir.
Pero haré un esfuerzo por hacerlo.

Susana, dame señales de vida, por favor.


Edurne (Edi)

PD: La entrada escrita titulada Carta a ... ti, iba por una amiga, o la que era una amiga. Era para aclarar, pues la ambigüedad me ha jugado la mala pasada de que haya habido 2 egocéntricos que se han dado por aludidos. Con lo fácil que era echar mano de las fechas...

15 de noviembre de 2009

Carta a la cena

Querida cena,

Ayer tuvimos cena de clase. La verdad es un lío vivir en Vitoria y tener que ir a Bilbo y no poder volver, pero todo se ha hecho mucho más fácil gracias a Mónica ;)

La cena bastante bien, aunque la tortilla estaba para darle a alguien con ella en la cabeza. Además las no alcohólicas como una servidora tuvo un momento de aburrimiento, pero nada, enseguida se me pasó Me hizo gracia, porque según Christian no soy del club del LDR (Largo Domingo de Resaca). Qué razón lleva.

Después a Mazarredo que no Manzanedo, y descubrí el buen baile de la sardina (vamos que no te puedes mover de cómo está el bar de gente y parecemos sardinas en lata). La patente es de Victor, alias Santutxu.

Posteriormente Julia aprendió a caminar por la calle mirando dónde pisas, pues metió la pata hasta el foooooondo de un agujero lleno de agua y fango.... ¡Lo que me pude reir! Pero de lo que sí no me reí fue de cómo Anahí, esa lectora habitual de Cartas a Los Míos, quien me acompaña por los lares traseros de clase cuando me tengo que ir antes, quien eché en falta porque decidió ir a la cena Anticrisi....... no se sabía mi nombre. Espero que ya se lo sepa...

Fue una noche entretenida, no hizo excesivo frío y muy bien. Ya subiré fotos cuando las tenga.

Me marcho a ver una película, estoy rebentadita.

Un beso!

Edurne (Edi)

13 de noviembre de 2009

Carta a .... ti

Querid@... ti:


Te estoy echando muchísimo de menos ahora mismo... No sé que es ésto, si ya han pasado más de 3 meses...

Te dije que siempre te querría con tus virtudes y también con tus defectos, y no supe hacerle frente a uno de esos defectos. Y sobre todo ayudarte con él, me estabas pidiendo ayuda a gritos, y lo peor de todo es que yo escuchaba esos gritos antes incluso de que abrieses la boca para expresarte.

Y todo por mi jodido orgullo o llámalo como quieras... Llama como quieras a "eso" que me impide coger ahora mismo el móvil, marcar tu teléfono que aún me sé de memoria y decirte que quiero dar marcha atrás y olvidar todo y seguir como estabamos hasta hace meses.

Merezco todo tu odio... Ódiame, sería justo además. Hazlo, tampoco he sabido ser la mejor amiga en los últimos tiempos.

Creí que cortar por lo sano era lo correcto y hace 5 minutos he sentido que me moría de pena por no tenerte...

Juré que no te echaría de menos nunca cuando corté el hilo, y de echo es que hasta ahora no te he echado de menos. Se ve que el subconsciente o el inconsciente ha salido a la luz al escuchar una de esas canciones que eran "mías".

Sé que a veces hay que dejar solas a las personas para que maduren, reflexionen, corrijan... Espero que la edad me lime impulsos como éstos y que no se vuelva a repetir nunca. De ésta he aprendido... mucho.

Reconozco ese error éscribiéndolo en mi blog, pero no tengo el valor de decírlo de palabra. Ese es mi defecto, ese que entendías, comprendías y apoyabas, como tantos otros.

Por favor vuelve... si lées ésto vuelve... no soy capaz de dar ese paso.....

¿Y tantísimos momentos buenísimos? ¿Cómo he sido capaz de echar todo a la mierda? ¡Tendría que haber hecho más caso a quienes me decían que no me precipitase!

Soy GILIPOLLAS.

Edurne (Edi)





PD: Sí blogueros... Edurne está soltando lágrimas...
PD: Perdón por estropear la entrada anterior con ésto... pero necesitaba decirlo.

Carta a mi blog

Querido blog,


¿Por qué no tenerte? Recuerdo que antes de empezar con Cartas a Los Míos, tenía un blog con mi twin, Amaya. Poco a poco fui perdiendo las ganas de escribir en él, no sé por qué, y lo terminó monopolizando Amaya. Aún con sus insistencias de que retomase aquella tarea, nunca encontraba el modo de escribir, ni el momento, ni el tema... Cada uno tiene su estilo de escribir el blog y mis esporádicas entradas destacaban entre las de Amaya.


Así que un día decidí abrir otro. Entré en blogspot, metí el nombre de Cartas a Los Míos, y aquí me quedé. La "necesidad" de escribir un blog vino porque mi cabeza acumulaba bastantes temas, ideas, cartas, sensaciones, sentimientos... que necesitaban salir y ser escritas. Sentía ese deseo de soltar muchas cosas e inmortalizarlas en un sitio para poder leerlas y recordarlas siempre que quisiera.


Pero si echamos más atrás en el tiempo, un día abrí un blog en el space del Messenger. Tendría yo 14 años más o menos cuando empecé a escribir ese blog. Hace un par de semanas quise leer lo que se me pasaba por la cabeza cuando tenía esa edad. Por favor... ¿por qué se me dejaba tener esa cabeza? Qué difíciles son los 14, 15, 16... años. Los 17 en cambio son muy diferentes, una se prepara poco a poco para el salto a los 18 y todo se ve desde otra perspectiva, pero con los mismos ojos. No volvería a los 14 ni para coger carrerilla. Además leo el blog y pienso: ¿Quién me entendía lo que escribía? Si casi ni yo lo hago...


En este blog he ido desahogándome, creando, creciendo... Voy por la calle o en la universidad y se me ocurren varios temas para escribirlos en mi blog, y en ocasiones tengo que sacar la agenda y apuntar algo porque temo olvidarlo cuando esté delante de mi portátil.


Puede que alguna entrada no se entienda lo que se quiere decir, o no se entienda por qué lo estoy diciendo... Pero es cosa de los malos momentos, que necesito desahogarme y últimamente me cuesta abrir mi diario y ponerme a escribir, por eso utilizo Cartas a Los Míos.


Lo que no puedo negar, es que este blog está en plena forma en parte gracias a los lectores, a quienes entráis varias veces cada día para ver si he actualizado, a quienes firmáis con un consejo o con un comentario de apoyo, a quienes leéis y me decís de palabra que os encanta, a quienes me animáis a que nunca cierre ésto, a quienes leéis y no me entero de quiénes sois pero sé que entra mucha gente porque el contador no hace más que subir y subir.... De verdad GRACIAS, quienes seáis blogueros entenderéis lo que se agradecen respuestas así.


Y hago especial mención a María Jesús y Luis ( http://luisroa.blogspot.com/ ), porque aparte de siempre tener un comentario afectivo para postearme, Mª Jesús ha elegido mi entrada de No Soy Guay ( ) para una conferencia que va a hacer en los próximos días en El Corte Inglés. Sabes que eres bienvenida para coger el texto que quieras cuando quieras.


Sé que ésto un día tendrá su fin (como todo...), sé que igual no soy muy buena escritora, sé que posiblemente nunca escriba un libro y que mi nombre un día caerá en el olvido.


Pero sé que mientras, quiero seguir escribiendo Cartas Desde Mi Corazón Para La Gente Que Construye Mi Vida.


Vosotros.


Y yo misma.


Edurne (Edi)







[Photo]: Yo con 15 años... vergonzosa para con las fotos. ¡Y qué pintas por Dios! ¿Quién me convenció para ir así?


11 de noviembre de 2009

Carta a mi altar

Querido Altar,

Hoy he inaugurado unos gadgets a mi blog. Si bajáis un poco la barra, iréis viendo a mi gatito, la frase del día, etc. y después os encontraréis con unas fotos tituladas MI ALTAR. Ahí es donde he puesto algunas fotos, tipo el altar de Karmele.

En primer lugar nos encontramos con la líder opositora Aung San Suu Kyi , recluída en su hogar desde hace 1989 por sus ideales, por ser activista de los Derechos Humanos y la libertad en Birmania. Sí, el mundo aún anda así.

En segundo lugar vemos a Madeleine McCann, desaparecida el 3 de Mayo de 2007 en el Algarve, mismo lugar a donde yo fui de vacaciones cuando yo tenía más o menos la edad con la que ella desapareció. Por este caso se han lucrado todos los de su alrededor, han sido sospechosos todos, se han sacado mil teorías... pero la pequeña Maddie aún está desaparecida. Con esta imagen quiero que esta niña no caiga en el olvido, para que se resuelva toda la trama que hay detrás y se sepa la verdad. También quiero que no caigan en el olvido los demás niños desaparecidos: Yeremi, Sara, Marta del Castillo....

El lazo rosa, la tercera imagen, es por la lucha contra el Cáncer de Mama, una lucha que es de todas. Porque todo se supera.

A continuación nos encontramos con Nicholas Sparks. Como sabéis, es mi escritor favorito, y estoy leyéndome todas las novelas que ha escrito, y que sin duda os recomiendo: El cuaderno de Noah, Un paseo para recordar, Mensaje en una botella, Querido John, Senderos de amor....

La cuarta foto es de Portland, Oregon. Como sabéis allí pasé el mes de mi vida en Julio del año pasado. Me acuerdo de aquella experiencia todos los días, y volvería YA si se pudiese. En la foto se observa el Mount Hood de fondo, los rascacielos del centro de Portland, al lado de donde yo vivía, y la vegetación de ese Estado.

Córdoba, que siempre la llevo en mi corazón. No voy todo lo que quisiera, pero las raíces siempre tiran.

Y por último la mirada de un niño africano que me ha enternecido. Con esta imagen no quiero que olvidemos que en pleno siglo XXI, a 1000 kilómetros de aquí se están muriendo de hambre. No lo entiendo.



Quizás esté muy cargado el blog... no lo sé. Lo mantendré unos días y si me canso lo borraré. Admito opiniones, como en todo lo que os cuento aquí.

Edurne (Edi)

10 de noviembre de 2009

Carta a Hachiko

Querido Hachiko,


Anoche se me saltaron las lágrimas. Sí, creéroslo, Edi a veces también se emociona y le salen lágrimas.


Había oído hablar de Hachiko, el perro que estuvo años esperando en la estación a que llegase su dueño, pero éste nunca volvió porque murió.


Pero ayer me quise enterar bien de la historia, y hasta descubrí que existe una película en la que Richar Guere es el protagonista. Veo el trailer y ya me emociono....



La historia se trata de Hachiko, un perro que fue recogido de la calle por un profesor de universidad. Hachiko era tan fiel que acompañaba a su dueño cada mañana a la estación para despedirle. También iba a buscarlo a la vuelta del trabajo, cuando llegaba en el tren.


Pero un día su dueño sufrió un infarto en la universidad muriendo allí mismo, por lo que nunca volvió en aquel tren. Pero Hachiko, volvió a esperarle. Y volvió durante 10 años, sin importar la lluvia, frío, calor... Él no entendía que su dueño no iba a volver jamás.


La historia se hizo conocida en toda la ciudad, pues los viajeros del tren que viajaban con su dueño le veían cada día y siguieron viéndole durante esos diez años. Incluso hicieron una estatua en su honor, a la que el propio perro asistió cuando la construyeron. Cuando Hachiko murió lo enterraron junto a su dueño, al que tanto amaba.





Jo... ¿no es precioso? Si es que no puedo ni escribir... No puedo evitar acordarme de Minerva, la perra mastín de Córdoba, que murió hace dos veranos.


Su muerte fue un misterio, y siempre lo será, porque no quiero resolver ese misterio. Un día al amanecer, Minerva no se levantaba, se quedaba tumbada. Algo extrañísimo, pues al vernos por las mañanas, corría a jugar con nosotros y sabía que ya le tocaba subirse arriba al terreno donde ella estaba durante el día junto con Nerón.


Así que por ese día la dejamos abajo, tumbada junto a la pared. Todos nos ibamos acercando a ratos a ver cómo estaba, la intentabamos convencer de que se levantase, le decíamos, la acarciabamos, le dabamos comida, bebida... pero nada. Hubo un momento en el que intentó levantarse, pero las patas no le respondían y tuvimos que ayudarle, pero dio 10 pasos y volvió a echarse. Tampoco ladraba... nada. Le preguntabamos pero claro, qué va a responder.


Así que al llegar la noche, se tumbó totalmente estirada en el cesped, junto a la papelera. Tenía la boca abierta y tiritaba. Ya mal augurio. Estuve allí sentada con ella durante una hora. Era ya casi de madrugada, y sabía perfectamente que Minerva no amanecería viva. Cuando me fui a entrar en casa le dije: "Hasta siempre."


A los 15 minutos vino mi tío Juan y me dijo: "Ya se ha muerto." ¿Moriría sintiendose sola al yo irme?


Fui a verla y estaba tal como yo la dejé, pero con los ojos cerrados y el hocico abierto de una forma muy extraña, como si tuviese asco. Ya estaba durísima, sin duda Minerva se había ido. Así que la tapé entera con una toalla vieja, con la que la tapé cuando tiritaba de frío, y media hora más tarde la enterramos. Recuerdo cómo Nerón empezó a ladrar y a correr alrededor de ella mientras la trasladabamos al hoyo. La llorera de después la recuerdo como horrible.


Con Minerva, Doohan, Nerón y Baco, he descubierto lo fiel que es un perro, lo que te quiere, la amistad que te da y que no falla jamás... Sentí una pérdida terrible cuando Minerva se fue, y más de aquella manera. Sentí que se me iba una AMIGA en mayúsculas. No sé si estaba enferma, ni la envenenaron... ni quiero saberlo. Minerva fue mucho más especial que todos los otros perros. Teníamos una relación especial, conmigo jugaba, me saltaba, me pasaba mucho rato acariciandola... y jamás me mordió ni se me volvió ni nada por el estilo. En cambio había otras personas a las que no podía ni verlas jejeje.
Quien tenga perro sabe lo que se siente. La echo de menos una barbaridad... Jamás entenderé cómo podía ser tan buena y ser tan fiel, si tampoco nos veíamos todos los días.


Poco me temo que por desgracia, otro AMGO se me va a ir en poco tiempo.


Os dejo una foto de Minerva.


Edurne (Edi)

8 de noviembre de 2009

Carta a mi primo



Querido Primo,

Siempre os he hablado de mis sobrinos, y posiblemente hasta me haya repetido demasiado con ellos. El caso es que creo que nunca antes he nombrado a mi primo Mario.

Con él dejé de ser la prima pequeña por parte de la familia paterna, 15 años hicieron falta para que eso ocurriese. En unos 17 días escasos, la pequeña de la familia será Luna, pues Mario va a tener una hermanita. Así empatamos 3 chicas contra 3 chicos, y me da a mí que así será para siempre.

La llegada de Mario fue una alegría para todos, y para mí en especial toda una novedad. Mis demás primos están muy lejos y comparto con ellos días muy señalados. Por eso tener un primo que iba a vivir en un pueblo a escasos 20km de mi casa me hacía y me hace muy feliz.

Recuerdo el día en que me dijeron que iba a tener un primo. Llegué del colegio y vine muy triste, pues había suspendido Historia (realmente he suspendido historia toda mi vida). Así que me encerré en el baño porque quería que me dejasen en paz. Mi madre ya no sabía qué hacer porque yo saliese del baño y le contase qué me ocurría, hasta que me dijo:

" - Sabes qué, vas a tener un nuevo primo, Alenka está embarazada."

También recuerdo el día que nació Mario. Fue el mismo día que me dijeron que había aprobado el Oinarrizko Azterketa "Examen del Ciclo Elemental de Euskera de la Escuela de Idiomas." Para mí eso sí que fue una sorpresa, no esperaba aprobar y voilá! Así que llegué a casa y me dijo mi madre que mi primo había nacido, y que le habían puesto de nombre Mario (que personalmente, no me gusta el nombre, pero la otra alternativa era Amadeo......) . Primero fui con Blanca en bici a la escuela de idiomas para ver los resultados de los exámenes, pasé por una farmacia para comprar dos chupetes y un sonajero y de seguido fui al hospital a verle.

Desde entonces he descubierto cómo empezaba a caminar, cómo se partía de risa, cómo le encanta esconderse y que le busquen, cómo habla con su lengua de trapo.. Todo un personaje. Es graciosísimo, y ese pelo tan rubio le hace parecer más trasto aún.


Os dejo una foto de ayer, no es muy buena pero no quiso hacerse más.
La otra es de la boda de otra tía, la he retocado porque me salían muchos brillos. Salimos los dos con mi tía Alenka, su madre.

Edurne (Edi)





5 de noviembre de 2009

Carta a una princesa

Querida Princesa,

Muchas veces digo que odio a la gente. Es verdad, la odio. No entiendo cómo la gente puede ser tan cruel, tan mala, tan horrible...

Jamás, pero jamás de los jamases, entenderé cómo a alguien puede divertirle pegar a alguien, hacerle el vacío, maltratarle, insultarle, dejarle sólo... por la simple razón de: ME APETECE.

Cuántas veces habré ido por el colegio, y he visto esas miradas de algun chavalillo que está sólo, que quiere llorar, porque NADIE en el mundo lo acepta como es y quiere ser su amigo. Y ya cuando veo que alguien insulta a otra persona por estar gordo, o por no tener tanto dinero, o por vestir de otro modo... etc... ¿Con qué derecho se cree la gente a tratar así a otras personas?

Estos díqas atrás he visto una mirada inocente en la Universidad. Es una mirada de una chica, mayor que yo, pero que aún conserva esa mirada de niña, de inocencia, de dulzura, de no ver ningún mal en nadie, de querer ser princesa... Pero que sin embargo esa princesa sufre porque el resto no la acepta como es y se atreven a describirla como "rarita".

No sé... quizás la rarita sea yo. Curiosamente las personas que se atreven a marginar o hacer bullying a esas personas por ser homosexuales (que yo siempre he dicho que la homofobia es una homosexualidad frustrada), gordos, bajitos, feos... son quienes más deben callar.

Me encanta encontrarme a personas que aún con la edad no pierden esa mirada de niño, esa ternura en los ojos y esas ganas de ser principes/princesas.

Pero no es así.
Por eso odio a la gente.


Y quiero un mundo lleno de príncipes y princesas. Si quiero ser una princesa, ¿quién me lo va a impedir?

Edurne (Edi)


[PHOTO]: Yo de princesita (o algo parecido) con 4 años.


4 de noviembre de 2009

Carta a Lévi Strauss

Querido Lévi Strauss,

- "Fijaos que se muere gente como Jose Luis López Vázquez, y no se muere Lévi Strauss con 100 años."

Frase citada textualmente ayer por mi profesor de Antropología. Pues bien, se murió ayer.
Había leído algo de este hombre, como ya sabéis me encanta la filosofía. Conocía a este hombre desde antes de que Patxi nos lo citase alguna vez en clase.

Se ha ido una gran mente. C'est la vie.

Os dejo una frase suya:


"Amar está dentro de nuestro alcance, pero no dejar de amar."


Edurne (Edi)

2 de noviembre de 2009

Carta a la post-modernidad

Querida post-modernidad,


Os dejo mi historia del post-modernismo que creé el viernes en el taller de literatura.

" Estamos en la post-modernidad. Donde nada tiene sentido. Ni la vida de Jonathan Zorton.

¿Qué sentido podría tener la vida de un dependiente de videoclub de películas clásicas, habitual lamedor de tapas de yogurt de plátano, comprador compulsivo de chocolatinas rellenas de frambuesa y con la taza del water como su asiento habitual?

Tan siquiera tiene la compañía de amigos para buscar una respuesta en ellos. Ni en su madre, que se pasa el día volando como azafata para encontrar nuevos sabores de harina para que el padre haga pan.

Ahora Jonathan va a poner fin a su insípida vida. Él no lo sabe, pero resbalará con su propio vómito causado por una borrachera de ron blanco que cogió ayer en su céntrico ático con su no-amigo mientras no llevaban calzoncillos bajo el pantalón de lino.

Es así. Nada tiene sentido. Estamos en la post-modernidad. "


Tétrica según Leti.

Edurne (Edi)

1 de noviembre de 2009

Carta a una ausencia

Querida ausencia,



Perdonad mi ausencia de los últimos 3-4 días. Me he pasado el día en la uni, estudiando, o haciendo mil cosas. Ya tenía mono de blog.



Por cierto, tengo un nuevo visitante. ¡Mi padre! Me sorprendió gratamente que encontrase mi blog y comentase. A partir de ahora no podré escribir quiénes son mis camellos, cuántas veces he abortado, las veces que hago pira de la uni, en qué esquinas me drogo, cada cuánto me detienen por robar en tiendas, a qué bandas armadas y criminales pertenezco....

¡EH ALTO!

Evidentemente todo eso es broma, jejeje, si fuese cierto mi blog no se llamaría Cartas a Los Míos, se llamaría Cartas Desde Mi Celda o Cartas De Una Yonkie.... Vaya, sin quererlo he creado unos buenos títulos por si algo de eso ocurre en el futuro. Tendré que patentarlos ;)


Entre tanta ausencia, acudí al taller de literatura el viernes, y escribí una historia muy post-modernica que luego publicaré. Después de llegar a casa a las 18'20h y comer un Kebap a las 18'30 (sí, la vida universitaria altera los horarios), me fui a estrenar el nuevo McDonalds de Vitoria (nuevo y único) que yo evidentemente sólo estrené con un helado porque el Kebap me dejó llenita, y de seguido al cine a ver Millenium 2. ¡Cómo me encanta la saga!

Lo mejor de todo fueron los últimos 15 minutos de la película, cuando Susana y yo imitamos a un gigante de la película. Ahí empezaron 15-20 minutos seguidos de risas, en donde a mí solo se me escuchaba reir como una hiena, a saltos entre quedarme traspuesta y no poder ni respirar. Susana decidió coger el jersey para intentar hacer menos ruido, que incluso estuve pensando en salirme de la sala porque me iban a aplaudir la cara; pero por pereza de bajar 16 filas me quedé en el asiento. Ya sabes, cuando menos te debes reir y menos ruido quieres hacer, más te ries. Quizás ésto así narrado ni tenga ninguna gracia, es que hay que estar en el momento. Pero yo aún lo recuerdo y me río.

El sábado visitita de los bilbaínos, Gorka, Libe, Roberto y Mónica llegaron hasta estas lejanas tierras llamadas Vitoria. ¿También se levantarían a las 5 para llegar a las 13'00?

Comida en mi casita, paseo por Vitoria, fotos, bolera (¡en Bilbao yo era buena!) y estos chicotes se vuelta a Bilbao sobre las 21'15. Les acompañé en el coche hasta la salida de Vitoria, donde me esperaban Jose y Susana con su coche para recogerme. Con las prisas de estar parados donde no se podía, los gritos de Mónica para que me bajase y que Roberto se pusiese delante; me monto en el coche de Jose, miro mis manos y atención: ¡¡¡Me había llevado el jersey y el bolso de Mónica!! Así que Jose tuvo que correr detrás del coche de Mónica mientras yo llamaba a Libe para decirle que no arrancasen. Tras momentos de histeria Moniquil y gritos múltiples, Susi le alcanzó su bolso y todo a la normalidad.

Subiría fotos que nos hicimos, pero aún no las ha pasado Mónica, así que las culpas a ella. No, es broma, que luego se pica. Ya subiré, le llevaqré un pen-drive para que me las pase.

Después cena en Don Gabriel con Jose, Susi, Mikel y una servidora, debatimos entre ir a Ochate (pueblo fantasma alavés), una casa abandonada por el pantano o un molino. Ante mi negativa de cualquiera de los tres destinos, fuimos a la casa abandonada y después al molino, en donde sólo nos bajamos en el molino para no encontrarnos con los ocupas de la casa del pantano. Y es que mis queridos 3 amiguitos, se pasaron la noche con la bromita de que soy una caguica y no quería ir. ¡¿Por qué no entenderán que no me gustan esos líos!? Bromita que aún les dura por cierto... Que yo me pregunto, por qué no fueron a la casa abandonada cuando yo deserté a mi casa a las 00'30.... ¡Ja!

Ayer día de relax, estudio, y poco más, y hoy algo pachucha con el estómago. Snif... Mañana día completito de Uni, y toda la semana me parece que también.

Bueno, espero que disculpéis mi ausencia.

Edurne (Edi)